Melinda & Melinda (Woody Allen) | Crítica

Melinda_y_Melinda-400676621-large

  • PAÍS: Estados Unidos
  • DIRECTOR: Woody Allen
  • GUIONISTA: Woody Allen
  • FOTOGRAFÍA: Vilmos Zsigmond
  • GÉNERO: comedia/drama
  • AÑO: 2004

Imperfecta y disfrutable, y, tratándose de Woody Allen, autor de varias grandes películas y de toda una filmografía interesante hasta en su película menos lograda, ¿a quién le importa el primer adjetivo en este caso? Allen ha hecho con Melinda & Melinda una película peculiar, importante por su tratamiento, novedoso y arriesgado. Claro que no le ha resultado una cosa redonda, pero qué más da.

La visión con que se mire es  importantísima para la valoración de la vida. El planteamiento inicial sabe muy woodyallenesco: un conflicto entre dos creadores de historias. Uno hace comedias y encuentra en los sucesos el lado cómico de la vida, pero considera que por esencia esta es trágica. El otro es creador de dramas y encuentra en los sucesos las matices trágicas, pero, al contrario que su amigo, cree que la vida es intrínsecamente cómica. Entonces, en una cena, junto a dos amigos más, conversan sobre sus puntos de vista, hasta que uno de los amigos les cuenta una historia, sobre una tal Melinda. En base a ésta ambos desarrollan, a la par, sus historias,  trágica y cómica.  Y ambas se intercalarán en la pantalla.

Con dialogos que te hacen pensar, y un contraste de historias, las cuales parecen tener la comedia drama y el drama comedia, la película nos muestra cómo el contar direcciona la historia. En ambos casos los hechos son casi las mismos: infidelidad, crímenes, amor, impulsos de Tánatos, infidelidad,  infidelidad…

Se disfruta por el tratamiento y por las conversaciones mordaces, por lo extraño que es darte cuenta de que ahora estás tensionado con el drama cuando hace unos minutos atrás reías con la comedia, siendo ambas situaciones casi idénticas.

¿En dónde falla Allen? En descuidar la historia, o las historias. Como el tratamiento hace que las historias sean parecidas pero opuestas, se descuida la creíble consecuencialidad de los hechos, que a veces parecen forzados, revelando ese trasfondo de artificio y de constructo metaficcional. Falla también en que la historia no es la más emocionante, como si no fuera tan especial como para aparecer en una película. Tanto la tragedia como la comedia no funcionarían demasiado por separado, pero juntas, allí lo interesante.

Después de todo, lo central de la película es mostrar que ni lo trágico ni lo cómico parecen estar intrínsecos en los sucesos de la vida. Y que lo  mejor es vivirla bien, sea con -o a pesar de- sus encantos cómicos o sus dolores trágicos.

Para cuantitativos: 3.5/5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s