KimoKawaii || Opinión

 

kimokawaii

  • Autor: Enrique Planas
  • Editorial: Literatura Random House
  • Año: 2015
  • Pág.: 216

Planas trata y logra a medias. Por partes consigue momentos buenos en KimoKawaii, funcionales, casi excelentes, pero unas cuantas páginas no sacan adelante un texto de 216. Estamos ante un libro que, con un poco más de fuerza, lograría ser acertado, pero tal cual no es sino una novela que destaca en ocasiones y en otras permanece opaca. El lector espera que pronto tomará buen rumbo, pero no sucede así del todo.

La sinopsis:

El periodista cultural, agotado y en crisis, conoce a Michiko, una joven que evoca el mundo del manga y el anime. Y este encuentro lo transforma. Ella lo impulsa a incursionar en una vida alternativa: exploración sexual y fetiches, personajes curiosos y proyecto delirante, ¡Kawaii!, revista de manga elaborada en una nebulosa Lima e inspirada en un Japón de fantasía.

Quienes dejaron la infancia durante la década de los ochenta sienten que solo en el paraíso perdido de aquellos años los héroes salvaban el mundo. Los millenials, en cambio, entienden que lo importante no es que alguien te salve sino diseñar tu propio destino. El periodista cultural y Michiko personifican estos paradigmas disímiles, aunque coinciden en algo: ambos luchan por aniquilar a sus propios monstruos.

Kimokawaii es un relato sobre la búsqueda personal y el rol transformador del arte. Es, además, una novela sobre las obsesiones y los riesgos de atender sus cantos de sirena; sobre aquello que, siendo tierno y encantador, puede resultar también extraño o perturbador.

Kimokawaii es la quinta novela de Enrique Planas, uno de los narradores peruanos contemporáneos más inquietantes.

De la contraportada del libro

Planas muestra más interés en exponer situaciones entre transgresoras y provocadoras que componer una construcción de pensamientos, accionares y situaciones, todas funcionando en dirección común,  siendo creíbles e interesantes a la vez. De esa forma, y desde mi punto de vista, deja de lado temas interesantes: la desatención a un entorno doloroso, la función del arte -que por la información de la contraportada prometía-, el contraste Lima-Japón, y  las diferencias del periodista cultural y Michiko.

Otros temas sí están mejor desarrollados, como la condición de lo raro, el deseo de una salvación, y los sinsentidos de la vida contemporánea. Deja preguntas interesantes: ¿Hasta donde adentrarse en el mundo del otro, el amado?, ¿dónde radica el limite de la cordura?, ¿existen héroes y malos?

Satisface gratamente la habilidad de Planas en la descripción espacial, sobre todo en los ambientes de Tokio, cerca al final del libro. En cambio, la alteración de la narración real y una paralela, irreal, japonesa, estilo anime, es interesante y al principio muy atractiva pero no puede mantenerse por sí sola, y resulta poco redonda.

Por partes hay una intromisión cronística que termina restando, como la del mendigo pez -ya publicada por Planas en su columna semanal de El Comercio como crónica que resulto muy bien, y ahora “reciclada”, como si quisiera decirnos, cuando recuerda, que estamos en una ciudad con violencia, pobreza, etc., pero más parece una contextualización forzada. Por partes, repito. Funciona mejor, desde mi perspectiva, su descripción del caos que los ejemplos aquellos.

El final es otro golpe contra la calidad que pudo haber tenido el libro, dejándolo con un último sabor poco agradable. Si es parte de una serie -una segunda parte ya fue confirmada por el autor- cada libro debe valer por sí mismo, y pienso que eso faltó, que se cerró mal, quitándole redondez a la historia.

En fin, recomendado teniendo en cuenta que no es una novela brillante ni extraordinaria, pero sí logra ser interesante como ejercicio de la interrelación literatura-anime/manga. Resultará de gran interés para fanáticos de Ultra Siete, para interesados en el mundo otaku limeño, para nostálgicos de una infancia crecida con animes y para curiosos de textos sexualmente deslenguados.

Si nos ponemos cuantitativos: 3/5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s