Jason, historietista

Leer a Jason es sobrecogedor y triste: da desesperanza pero a la vez regocijo. John Arne Sæterøy, como verdaderamente se llama, tiene la capacidad de introducirte en la historia y de que sus personajes, de rostros inexpresivos, transmitan mucho sin embargo. Su trazo, su genial blanco y negro -a veces más poético que sus cómics en color- realmente parece contener cierto lirismo.

Sus historias, sus crueles historias te revuelven el estomago. Son como un grito contenido, que nunca sale, que se sugiere. Jason tiene talento y sus historias son construcciones que valen la pena, que te dejan un sabor amargo y dulce a la vez.

Es extraño y posmoderno. Tiene un trasfondo latente en muchas de sus historias sobre el cansancio de la vida contemporánea, sobre la desesperanza silenciosa que parece avanzar por nosotros, pero también sobre el valor del afecto, sea por medio de la amistad o el amor.

Jason dibuja con genio e ingenio. Logra mostrarnos con sus viñetas objetivas, simples, a veces explícitas, un universo construido tomando en cuenta lo común del mundo, lo simple, lo vulgar, transformándolo en un mundo que se siente peculiar y artístico.

Obras destacables:

  • Sshhhh! (2002)
  • No me dejes nunca (2002)
  • ¿Por qué haces esto? (2005)
  • No me dejes nunca (2006)
  • Yo maté a Adolf Hitler (2007)
  • El último mosquetero (2008)
  • Low Moon (2009)

 

Imagen : detalle de portada de Low Moon de Jason

Anuncios